Aguascalientes, México, Domingo 26 de Febrero de 2017
Seguir a hidrocalidod en Twitter   RSS  
           
 

Consorcio Altán va solo en concurso por red compartida de telecomunicaciones

El consorcio Altán, en el que participan las mexicanas Axtel y Megacable, va solo en el concurso por la red pública compartida de telecomunicaciones, luego de que la firma estadounidense Rivada fuera descalificada, informó hoy la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT). En la image, la torre de comunicaciones de la STC. EFE/ARCHIVO (EFE)
04/11/2016 14:55:01 México, 4 nov (EFE).- El consorcio Altán, en el que participan las mexicanas Axtel y Megacable, va solo en el concurso por la red pública compartida de telecomunicaciones, luego de que la firma estadounidense Rivada fuera descalificada, informó hoy la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT).
En un acto público celebrado en la capital mexicana, el director general de Política de Telecomunicaciones y Radiodifusión de la SCT, Ezequiel Gil, anunció que la oferta técnica de Altán, cuyos socios mayoritarios son Morgan Stanley e International Finance Corporation (IFC), "es solvente".
Al presentar los resultados de la evaluación de ofertas técnicas de la red, indicó que dicho grupo acreditó que "cuenta con las capacidades legal, administrativa, de gestión y técnica establecidas en las bases" de la licitación.
Respecto a la oferta técnica presentada por Rivada, Gil indicó que "no es solvente al haber incurrido en la causal de descalificación" porque no entregó "la garantía de seriedad por un monto equivalente a 1.000 millones de pesos (52,3 millones de dólares)".
Explicó que el 20 de octubre pasado, en el acto de presentación de propuestas y apertura de ofertas técnicas, Rivada presentó un "escrito solicitando prórroga de cinco días hábiles" para entregar la garantía de seriedad, la cual fue rechazada.
Tras la descalificación de Rivada, la SCT revisará la oferta económica del consorcio Altán hasta el 16 de noviembre y al día siguiente anunciará si el consorcio cumple con el compromiso de dar cobertura al 85 % de la población, el mínimo establecido en las bases del concurso.
En caso de resultar ganador, Altán firmará un contrato de asociación público-privado y será el responsable de instalar, operar la red compartida, que busca acelerar la disponibilidad y el acceso a servicios de banda ancha en todo el país.
El Gobierno aporta en renta 90 megahercios de la banda de 700 MHz que quedó liberada con el cese de las transmisiones analógicas de televisión el pasado 31 de diciembre y un par de hilos de fibra óptica de la red de la Comisión Federal de Electricidad (CFE).
La red, que se espera empiece a operar en 2018 y requerirá de inversiones por 7.000 millones de dólares, será mayorista, ya que comercializará capacidad, infraestructura y servicios de telecomunicaciones a concesionarios y comercializadoras y no a los usuarios finales.
EFE