Aguascalientes, México, Lunes 25 de Septiembre de 2017
Seguir a hidrocalidod en Twitter   RSS  
           
 

Exhibición documenta drama de la emigración contada por niños latinos

Una exposición que se inaugura mañana en Nueva York documenta el drama de la emigración de niños en América Latina a través de sus testimonios, orales o escritos, así como de fotos, en un proyecto que se muestra por primera vez al público. EFE/ARCHIVO (EFE)
02/09/2017 10:05:01 Nueva York, 2 sep (EFEUSA).- Una exposición que se inaugura mañana en Nueva York documenta el drama de la emigración de niños en América Latina a través de sus testimonios, orales o escritos, así como de fotos, en un proyecto que se muestra por primera vez al público.
"North Children on the Move Across de America" es una recopilación de historias de esos niños de Ecuador, El Salvador, Guatemala, Honduras, México y Nicaragua, que se mostrarán hasta el próximo 30 de septiembre en el Museo de Barrio y con esta exhibición intenta dedicar cada año ese mes al tema migratorio.
La exposición es resultado de más de una década de trabajo de investigación de seis antropólogos y tres fotógrafos, cada uno trabajando por separado, y se basa en entrevistas y talleres desarrollados en refugios humanitarios, centros de detención y áreas de transito en las ciudades natales de los niños y en sus nuevas casas en EE.UU.
"Es un proyecto que busca dar una mirada más compleja y profunda al fenómeno de la migración infantil que suele verse desde EE.UU. cuando los niños son detenidos, deportados o buscan refugio", dijo a Efe la antropóloga mexicana y coordinadora del proyecto, Valentina Glockner.
Dos razones llevan a estos menores a emigrar: reunirse con su padre o madre y escapar de la violencia en sus países.
En ese tránsito por vías marítimas, aéreas y terrestres, acompañados de coyotes o solos, los menores hacen frente a múltiples formas de violencia: enfermedades, hambre, violencia sicológica, abusos de poder, extorsiones, secuestros, accidentes en el camino, abuso y comercio sexual, torturas, la posibilidad de caer en redes de trata y/o esclavitud infantil e incluso la muerte, señala.
"La intención es mostrar ese proceso migratorio desde el tránsito, su llegada a EE.UU., e incluso el retorno y la deportación", afirma Glockner y destaca que los niños son impactados por la desigualdad causada por políticas globales y regionales que les expulsa de sus regiones de origen.
La exhibición muestra que no sólo se trata de llegar a EE.UU., sino de una emigración asociada al trabajo infantil, a la reunificación familiar, a la expulsión de los países de origen por causas de violencia, explica la también profesora de historia en el Barnard College, en Nueva York.
"Hay niños cuya meta no es llegar a EE.UU. y se quedan a vivir en Centroamérica, en México. Se trata de mostrar esa complejidad que normalmente no sale en los medios, donde los niños se ven cuando llegan aquí, al final del proceso", apuntó la antropóloga, que tiene previsto publicar un libro sobre esta investigación.
Las fotos de "North Children on the Move Across de America" muestran a niños, algunos muy pequeños, trabajando largas y extenuantes jornadas, expuestos a plaguicidas y fertilizantes, en climas extremos y cargado grandes pesos en fincas agrícolas en México junto a sus padres, en la migración interna en ese país.
Juan Pablo, de 11 años, de Michoacán, es uno de tantos menores jornaleros. "La primera vez vine porque me sentía mal en mi pueblo porque mi hermanita anda pues así descalza y cuando la miro me pongo triste. Vine a trabajar para comprar algo de segunda mano para ella. Es que en mi pueblo sólo hay ropa nueva pa'los ricos", señala el testimonio que forma parte de la exhibición.
Las muertes de los niños jornaleros puede llegar a ser el doble de la media nacional y padecer más enfermedades que los no jornaleros, advierte la exhibición.
Las fotos muestran además a niños en centros de detención en México, a otros en su largo camino para llegar a EE.UU. o el destino elegido.
También hay dibujos a través de los que expresan sus experiencias como emigrantes, o su visión de la frontera o EE.UU. y el público, que no tendrá que pagar por ver esta exhibición, podrá también leer o escuchar sus historias.
EFE