Aguascalientes, México, Sabado 25 de Febrero de 2017
Seguir a hidrocalidod en Twitter   RSS  
           
 

OCDE advierte que México crece a ritmo insuficiente para abatir desigualdad

México tiene la estabilidad macroeconómica bien asentada y administrada, pero el crecimiento moderado y el auge de la demanda interior son insuficientes para acabar con la desigualdad en el país, una de sus grandes lacras, destacó hoy la OCDE. EFE (EFE)
10/01/2017 14:05:01 México, 10 ene (EFE).- México tiene la estabilidad macroeconómica bien asentada y administrada, pero el crecimiento moderado y el auge de la demanda interior son insuficientes para acabar con la desigualdad en el país, una de sus grandes lacras, destacó hoy la OCDE.
"México sigue enfrentando grandes desafíos económicos y sociales. Sobre todo nos preocupa que el nivel de crecimiento actual no será suficiente para terminar con las enormes desigualdades", señaló el secretario general de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), José Ángel Gurría.
Acompañado del secretario de Hacienda, José Antonio Meade, a quien entregó un estudio económico del país elaborado por la OCDE, consideró que el Producto Interno Bruto (PIB) debería crecer por encima del 5 %, a fin de "generar las oportunidades que necesita la sociedad mexicana".
En noviembre, y tras la victoria de Donald Trump en las elecciones a la Casa Blanca, la OCDE revisó a la baja sus previsiones de crecimiento para la nación latinoamericana al situarlas en 2,3 % para 2017 y un 2,4 % para el 2018.
Según el Consejo Nacional de Evaluación Política de Desarrollo Social (Coneval), el 46,2 % de la población era pobre en 2014, unos 55,3 millones de personas.
"No podemos crecer a esas tasas (del 5 %) con los niveles de pobreza y desigualdad que tenemos hoy día; con los desequilibrios de productividad de nuestro sector empresarial. Hay que romper este círculo vicioso", aseveró.
Por ello, instó a que las políticas económicas se enfocaran en la redistribución de oportunidades, de educación, de capacitación, de ingreso, de recursos productivos y también la facilitación del acceso al crédito, entre otros.
Por otro lado, Gurría felicitó hoy a México por tener una "macroeconomía sólida y bien administrada", resaltando una política monetaria "adecuada y autónoma" y unas reformas estructurales que empiezan a dar resultados.
Ello a pesar de que el mundo ha caído en la "trampa" del bajo crecimiento -en torno al 3 %- y a la pérdida de fuelle del comercio internacional.
"México está mejorando su capacidad de crecimiento desde adentro. Pero hay mucho más que hacer", remachó.
En su turno de palabra, el secretario de Hacienda habló de la "gran incertidumbre" que acecha México ante las nuevas "variables a definir" con su principal socio comercial, Estados Unidos.
Pero destacó el valor de este estudio, que subraya las fortalezas macroeconómicas del país en base a su palanca fiscal, monetaria y de reformas estructurales.
Asimismo, aseguró que el presupuesto mexicano tiene una "gran carga social", algo que el titular de la OCDE rebatió poniendo el ejemplo de partidas como la de educación.
Pues si bien México destina un monto similar al de otras naciones en el plano educativo, al tener más población estudiantil la inversión per cápita es menor, dijo.
Cuestionado por los medios, Gurría se mostró hoy también confiado por la fortaleza de la industria automotriz del país, a pesar del anuncio de Ford la semana pasada de cancelar una inversión de 1.600 millones de dólares en el estado de San Luis Potosí, y a las amenazas de Trump de subir aranceles a automotrices que produzcan fuera de EE.UU.
Además, habló del alza de los precios de los combustibles en México, una decisión gubernamental que ha generado un gran rechazo social, y la defendió de "inevitable e inaplazable", reconociendo, eso sí, que tomó por sorpresa a los consumidores.
"Era una puesta al día inevitable, inaplazable y que constituía en la forma anterior (cuando estaba subsidiada) una mala asignación de recursos presupuestarios que de por sí son escasos", señaló.
En este punto, Meade entonó un diminuto 'mea culpa', al reconocer que el país enfrenta "retos importantes" y "tiene que ir ajustándose".
En este proceso de transformación en el sector energético, agregó, se ha "visto presionado" a subir los precios de las gasolinas, un alza que desvinculó de la reforma energética impulsada por el presidente Enrique Peña Nieto.
El titular de Hacienda confió también en que el acuerdo anunciado el lunes por el mandatario junto con representantes de los sectores productivos para evitar un alza injustificada de precios y proteger la economía familiar dará buenos resultados.
EFE