Aguascalientes, México, Miercoles 28 de Junio de 2017
Seguir a hidrocalidod en Twitter   RSS  
           
 

Asia y Europa saldrían ganando si Trump renegocia el TLCAN, según expertos

El presidente electo Donald Trump habla durante su gira de agradecimiento. EFE/Archivo (EFE)
10/01/2017 17:05:07 Los Ángeles, 10 ene (EFEUSA).- Las economías de Asia y Europa serían las grandes beneficiadas si el presidente electo, Donald Trump, cumple su promesa electoral de renegociar el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), firmado entre EE.UU., México y Canadá, según varios expertos.
"Si México y Estados Unidos se imponen obstáculos entre sí en los tratados de manufactura y comercio esto sólo está ayudando a países como Japón, Alemania, Corea del Sur. Asía y Europa ganarían mientras la economía de Norteamérica perdería", advirtió hoy Luis de la Calle, economista y consejero del Mexico Institute, con sede en Washington.
Desde el inicio de su campaña electoral, el magnate neoyorquino apuntó a México como objetivo principal de sus críticas, tanto en el plano migratorio como en el económico.
Trump se ha mostrado partidario de actualizar el TLCAN porque considera que perjudica la industria, el comercio y el empleo en Estados Unidos, beneficiando a México.
Para Duncan Wood, director del Mexico Institute, existe una percepción generalizada de que el país vecino es responsable de la pérdida de empleos en la manufactura en EE.UU y que esa idea fue utilizada por Trump en su beneficio electoral.
"Donald Trump fue elegido como destructor en jefe para tratar de cambiar la manera en la que EE.UU. ha manejado sus negocios en los últimos 40 o 50 anos. Al menos eso es lo que él declara, que (supuestamente) él tiene el mandato y el propósito de hacerlo" sostuvo De la Calle.
Los primeros efectos de esa nueva política comercial es la decisión de la compañía automotriz Ford de cancelar una gran inversión en México, en medio de las amenazas de Trump de subir aranceles a firmas como General Motors, Fiat Chrysler y Toyota si fabricaban en el país vecino y querían vender sus autos en EE.UU.
Actualmente, México consume el 16 % del comercio estadounidense y, según las proyecciones de De la Calle, en cinco años se convertirá en el principal destino de sus exportaciones, por delante de Canadá y la Unión Europea, en una relación que actualmente supone más de 500.000 millones de dólares anuales en comercio bilateral.
Para Juan Ernesto Pardinas Carpizo, director general del Instituto Mexicano de la Competitividad, el temor que existe entre los empresarios y analistas es que las decisiones de modificar estos acuerdos no vienen de una racionalidad económica, sino de una presión política.
Los analistas coincidieron en que estas amenazas y posibles cambios esconden algo más peligroso para la economía de EE.UU., pues el TLCAN y otros acuerdos multilaterales serían el "chivo expiatorio" para que la nueva administración logre el respaldo en otras áreas.
"Lo que quiere Trump es conseguir apoyo político en el Congreso para su verdadero propósito, que es la reforma de impuestos", sentenció De la Calle.
Pero no sólo la economía de México se vería afectada con los profundos cambios que prometió Trump, estimaron.
Según un reciente investigación del Centro de Estudios Woodrow Wilson, casi cinco millones de empleos en EE.UU. dependen de la relación comercial con México, pues la mayor integración ha permitido a muchas firmas estadounidenses mantenerse competitivas a nivel mundial y proteger y crear nuevos empleos.
Además, De La Calle asegura que si los cambios se dan y el peso mexicano se sigue devaluando sería un incentivo para que compañías extranjeras decidieran llegar a México y establecerse allí, especialmente las asiáticas.
Trump no es el primer candidato que, desde que entró en vigor el TLCAN en 1984, ha prometido cambiarlo, pues el propio presidente, Barack Obama, sugirió durante la campaña electoral que le llevó a la Casa Blanca que era el momento de una renegociación profunda del TLCAN.
Sin embargo, cuando el demócrata llegó a la Presidencia nunca prosiguió con esa idea y ha defendido los beneficios del tratado en varias ocasiones.
Los analistas convocados por Mexico Institute insisten que Trump debería aprovechar la oportunidad para afianzar la relación bilateral y concentrarse en reforzar la infraestructura de los dos países, especialmente en carreteras y el paso fronterizo.
Incluso el fortalecimiento en estos tratados podría crear un bloque de ayuda a Centroamérica, una región que está generando una inmigración indocumentada por su débil economía, apuntaron.
EFE