Aguascalientes, México, Domingo 20 de Agosto de 2017
Seguir a hidrocalidod en Twitter   RSS  
           
 

Bandas de “farderas”, se dedican a robar comercios en Aguascalientes

Cansados de estas bandas de delincuentes, algunos comerciantes han analizado la posibilidad de boletinar a las rateras y rateros (Agencias )
11/05/2017 22:22:50

Aguascalientes, Ags.-Los sectores comercio y servicios fortalecieron el gasto en seguridad para protegerse de las distintas modalidades de robo, como el “hormiga” que se da con frecuencia en farmacias, tiendas de autoservicios, boutiques, entre otros giros que con frecuencia son visitados por las “farderas” organizadas que con gran habilidad se apoderan de todo tipo de mercancías.

Para protegerse de los delincuentes, se ha tenido que recurrir a la contratación de guardias privados de seguridad, quienes van detrás de los clientes cuidándoles las manos.

La medida resulta incómoda para los clientes, y es que se aplica de manera pareja ante las dificultades de distinguir a un cliente honesto de un ratero, pues “caras vemos, mañas no sabemos”.

Además implica un fuerte gasto para los negocios, pues el número de guardias dependen del tamaño del mismo y el gasto mensual por cada uno de ellos oscila entre los 4 mil y 5 mil pesos, sin embargo la cantidad es inferior a las pérdidas que recurrentemente arrojan los cortes a consecuencia de los robos.

La presidenta de la Asociación de Comerciantes del Centro de la Ciudad (ACOCEN), Guadalupe González Madrigal, informó que las bandas de las llamadas “farderas”, se dedican a robar en los comercios, por maña, por costumbre y hasta por coraje, no porque tengan necesidad económica.

Incluso hay casos en que los delincuentes revelan que roban a las grandes cadenas de autoservicio porque tienen mucho dinero.

Este tipo de delincuentes se dedican a robar lo que se pueda y donde sea e incluso son muy hábiles para burlar los mecanismos de seguridad, por lo que se ha optado por cuidarles las manos desde el momento en que ingresan a un negocios, pues van de pasillo en pasillo buscando el momento oportuno para robar y salir de inmediato.

Cansados de estas bandas de delincuentes, algunos comerciantes han analizado la posibilidad de boletinar a las rateras y rateros, pero han optado por no hacerlo para no meterse en problemas con derechos humanos, y es que esa tipo de medidas no son bien vistas.

En consecuencia se ha tenido que recurrir a la contratación de los guardias, así como a la instalación de cámaras de videovigilancia, arcos detectores de mercancía no pagada, además que ya tienen detectadas a varias de las “farderas”, así que en cuanto entran a un negocio no se les quita la vista de encima.

Sin embargo es muy complicado identificar plenamente a los delincuentes, porque cada vez surgen más bandas de “farderas”.

Redacción / Hidrocálidodigital.com