Aguascalientes, México, Domingo 30 de Abril de 2017
Seguir a hidrocalidod en Twitter   RSS  
           
 

Presidente Conago censura a López Obrador por vincular Ejército a Ayotzinapa

El presidente de la Conferencia Nacional de Gobernadores Mexicanos (Conago), el gobernador de Morelos, Graco Ramírez, criticó al líder del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), Andrés Manuel López Obrador, por vincular al Ejército con los 43 jóvenes desaparecidos en Ayotzinapa. EFE/ARCHIVO (EFE)
18/03/2017 13:15:01 Washington, 18 mar (EFEUSA).- El presidente de la Conferencia Nacional de Gobernadores Mexicanos (Conago), el gobernador de Morelos, Graco Ramírez, criticó al líder del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), Andrés Manuel López Obrador, por vincular al Ejército con los 43 jóvenes desaparecidos en Ayotzinapa.
En una rueda de prensa en Washington, Ramírez dijo que las posturas de López Obrador "ayudan al presidente (Donald) Trump al descalificar al Estado mexicano y atreverse a decir que el Ejército mexicano es el responsable de los hechos de Ayotzinapa".
Ramírez hizo estas declaraciones antes de reunirse con la directiva de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) para trasladarles el rechazo de los Gobernadores mexicanos a las políticas migratorias de Trump.
"López obrador con sus declaraciones desprestigia al Estado mexicano y no ayuda a la defensa de México. Demostró de nuevo que es un hombre con obsesiones y falta de experiencia en política exterior", afirmó en la Misión mexicana ante la Organización de Estados Americanos (OEA).
"Si fuera presidente sería comandante en jefe del Ejército mexicano y viene a hablar mal de él en EE.UU. Era más importante hablar de defender a los migrantes y no su agenda y obsesiones personales", agregó.
Ramírez, del Partido de la Revolución Democrática (PRD), insistió en que, como ya dijo en una reciente reunión con gobernadores de EE.UU., "Trump y López Obrador son la tormenta perfecta".
El gobernador se refería a las declaraciones que el líder de Morena hizo esta semana tanto en Nueva York como en Washington, dentro de su gira para defender a los migrantes mexicanos en EE.UU., en las que invitó a pedir explicaciones al Ejército de México por el caso de los 43 jóvenes desaparecidos en 2014 en Iguala (Guerrero).
López Obrador, que suena como posible candidato presidencial en México en 2018, presentó este miércoles en la CIDH una denuncia y solicitud de medidas cautelares para proteger a los migrantes en Estados Unidos de los decretos de Trump.
Ramírez criticó hoy con contundencia esa iniciativa, que firmaron 12.000 ciudadanos de México y EE.UU., por considerarla "un acto político".
"Por ello la Comisión no recibió con altos funcionarios a López Obrador, porque es una declaración genérica que quiere tener más un efecto político que ayudar a México", afirmó.
En contraste, dijo, con que a él le recibieron hoy el presidente de la CIDH, Francisco José Eguiguren Praeli, y el secretario ejecutivo, Paulo Abrão.
Lo cierto es que, como explicó Abrão hace una semana, el protocolo de la presentación de denuncias y solicitud de medidas cautelares en la CIDH es que los peticionarios sean recibidos por personal del área técnica, como se hizo con López Obrador.
La reunión de Ramírez es diferente, porque se trata de un encuentro informativo y no de la iniciación de ningún proceso en la Comisión, ni denuncia ni medidas cautelares.
Se trató de un encuentro para "establecer la vía de relación con la Comisión para acreditar los casos que sean necesarios en el futuro" sobre este tema, explicó el gobernador.
Además, Ramírez expuso ante la dirección de la CIDH los casos de la inmigrante mexicana deportada Guadalupe García, convertido en un símbolo de la política migratoria de Trump, y del joven mexicano Daniel Ramírez, en proceso de deportación pese a estar protegido por el programa DACA para quienes llegaron de niños a EE.UU.
EFE