Aguascalientes, México, Domingo 19 de Febrero de 2017
Seguir a hidrocalidod en Twitter   RSS  
           
 

Sin nueva fecha

18/02/2017 |
Al último se quedó sin nueva fecha el nuevo movimiento de precios de los carburantes líquidos, después de que las autoridades centrales determinaron queel gas continuara costando al público lo mismo que al comienzo de año.
Gasolinas y diesel debieron haber registrado aumento o descenso ayer, pero la decisión fue de no aplicarlo porque las circunstancias financieras se modificaron en los últimos días, con una mayor apreciación del peso ante el dólar.
No se desdeña la explicación, aunque en la gente hay la impresión de que el costo político del gasolinazo fue peor de la más exagerada de las previsiones y quedó subrayado con el dramático desplome de la popularidad presidencial. En la historia del pais, y en particular del sensible renglón de los hidrocarburos, no existe un registro parecido.
En la pronunciada caída en la aceptación ciudadana a EPN influyó de forma importante, por supuesto, el clima antisistema que los autores de esta persistente y perniciosa tarea de socavamiento, han esparcido por todas direcciones, hasta generar en densas capas de la población una inconformidad que en varios casos no tendría justificación.
¿O es que, pongamos por caso, en qué afectó el incremento a combustibles a un ama de casa que no tiene vehículo y cuyo pasaje camionero, además, no sufrió cambio?. Luego, pues, ¿por qué esa misma señora templó la voz para que se escuchara su rechazo terminante al encarecimiento de los refinados del petróleo?.
No es superflua, en resumen, la observación de que mucho debió intervenir en la pausa abierta por el gobierno federal, la reacción que hubo el reciente mes de enero, cuando en Aguascalientes y en el resto de las ciudades grandes y medianas, fueron llevadas a cabo manifestaciones de protesta en un número e intensidad inéditos.
Ayer debieron entrar en vigor nuevos incrementos, pero han sido pospuestos indefinidamente. Hubo versiones, no oficiales, de que un equipo de alta disciplina profesional realiza desde la semana pasada un estudio exigentemente rigorista ante la posibilidad de que haya por ahí elementos o factores que pudieran servir para olvidarse de nuevas alzas en lo que resta del año.
No obstante, se trata de algo muy improbable porque el jalón todavía es largo y en los siguientes diez meses y medio, pueden ocurrir sucesos financieros, adentro y afuera, que anularían cualquier idea de congelamiento.
Editoriales pasadas