Aguascalientes, México, Miercoles 23 de Agosto de 2017
Seguir a hidrocalidod en Twitter   RSS  
           
 

CON TODO A FAVOR

15/12/2016 |
No es su culpa, aunque por supuesto que le causa beneplácito. Y es que a Andrés Manuel López Obrador sus adversarios políticos le siguen acomodando los astros para que ya nada pueda impedir su llegada a la presidencia de la República en el 2018. Por lo pronto se trata del único, de entre decenas de aspirantes a la candidatura mayor, que informalmente ya tiene la postulación en la bolsa y tan sólo eso le concede ventaja.

Pero al nativo de Tabasco le llueven más ganancias, como la que será materializada en dos semanas más cuando con el argumento de la apertura del mercado de las gasolinas, se producirá un paralizante incremento en los precios. ¿Y eso en qué beneficiará al propietario de la franquicia de Morena?. Sencillamente en todo, porque AMLO podrá irrumpir de nueva cuenta en el escenario nacional y expresar el conocido: ¡se los dije!

Tenaz enemigo de las reformas estructurales de este sexenio, López Obrador difundió un mensaje con su voz donde enfatizaba que no sería cumplible en los hechos, el ofrecimiento de que con el cambio en el renglón energético los combustibles le costarían menos al público. Después del “gasolinazo” que será aplicado a partir del primero de enero, el tabasqueño alegará que él estaba en lo correcto y no habrá manera de refutarlo, pues téngase presente, asimismo, que contrariamente a lo comprometido en su momento, también la luz eléctrica le cuesta más a la gente.

Empero, las fuertes alzas que se vienen responden en parte a un entorno financiero complicado de más, pero también han sido determinadas porque Organismos internacionales han emplazado a México a que cuanto antes ejerza una reducción significativa de su cuantiosa deuda pública total y en esas condiciones resultaba obligado dejar de lado el subsidio a las gasolinas.

Desde luego que esos puntos verificables no entrarán en el discurso lopezobradorista, menos cuando sus rivales lo tachan de ser amante de las verdades a medias. Pero esto es ocioso abordarlo, porque las circunstancias se le presentan a AMLO como ni él las pudo imaginar. Y puesto que nadie del partido que es enteramente suyo, le disputará lo que le pertenece por propia decisión desde que redondeó la formación que hoy encabeza a los partidos que se declaran de izquierda, la calzada queda pavimentada para que por ella transite el polémico personaje. Si es o no lo deseable, queda en el juicio de cada uno de los ciudadanos de este pais.
Editoriales pasadas