Aguascalientes, México, Sabado 29 de Abril de 2017
Seguir a hidrocalidod en Twitter   RSS  
           
 

REGRESO DE LA INFLACION

29/12/2016 |
Todavía no están vigentes los nuevos y altísimos precios de la gasolina y el diesel, y ya han provocado enjundiosas críticas de todos los círculos de la economía. Y es que esta vez el anunciado megaincremento rompe todo precedente, además de significar el puente por donde cruzará de retorno el fenómeno inflacionario que tanto costó alejar.

No es necesaria la condición de riguroso analista para anticipar que a partir de la semana próxima todo subirá como consecuencia del brutal aumento de los energéticos. Mercancías, alimentos, servicios, se irán para arriba y el presupuesto familiar se desbalanceará. Consecuentemente, es absolutamente explicable el enojo que se palpa en los distintos niveles de la población, con todo y que ya algo habían adelantado las autoridades.

La deficiente e insuficiente comunicación que ha habido sobre el tema de los refinados del petróleo, concretamente en relación con su desabasto, no ha permitido conocer si el superencarecimiento de estos insumos se deberá a la desaparición del subsidio gubernamental o si son otros los factores que lo provocan. De cualquier manera, la gente está irritada porque lo siente una puñalada por la espalda.

Pero quizá deberá de reservar parte de sus reacciones, porque el supergasolinazo que impondrán desde el sábado a la medianoche -en plena celebración por la llegada del nuevo año- no es lo último, ya que se confirmó la puesta en marcha de un método de actualizaciones diarias de precios, que enervarán todavía más a los adquirientes.

Es el momento de decir que la situación a la que se accesa corresponde a lo que tanto se dijo en las reiteradas condenas a la petrolización de la economía, en el sentido de que resultaba una fórmula por completo inapropiada y la cual tarde que temprano se revertiría en contra de los intereses populares.

El explosivo paquete truena en las manos de este gobierno, que no ha tenido para dónde hacerse, aunque posible es que se actuó sin una adecuada coordinación interna. Y es que esto que empieza a darse a conocer, se tenía decidido desde hace tiempo. Aunque la estrategia seguida no parece haber tomado los tiempos apropiados.

Pero de que ya no hay marcha atrás, es evidente, no obstante promociones de estas horas en las redes de cercar gasolinerías, o de abrumar hoy mismo con compras de pánico. Nada detendrá lo que ya fue decidido.

 
Editoriales pasadas