Aguascalientes, México, Martes 21 de Febrero de 2017
Seguir a hidrocalidod en Twitter   RSS  
           
 

17/02/2017 |
Brindis de tequila
"Cuídate de la bebida: puede hacerte dispararle al cobrador de impuestos... y fallar." Robert A. Heinlein

Otros productores de tequila y las cerveceras más importantes de México han aceptado ser adquiridos por grandes consorcios internacionales. Es casi una necesidad en el mercado global. José Cuervo ha optado, en cambio, por mantenerse como empresa mexicana y para eso ha lanzado una oferta de acciones cuyo éxito contrasta con el pesimismo que agobia al país. 

La oferta pública inicial tuvo lugar el 8 de febrero en la Bolsa Mexicana de Valores. Ante la fuerte demanda, las acciones se vendieron al precio máximo de 34 pesos por acción y continuaron subiendo después. El 31.4 por ciento se colocó en México y el 68.6 por ciento en el extranjero. Las amenazas de Donald Trump no fueron factor. La colocación representa 15 por ciento de las acciones de Cuervo y levantó 18,635 millones de pesos, poco más de 900 millones de dólares. 

Cuervo, encabezada por Juan Domingo Beckmann con apoyo de su padre Juan Francisco Beckmann Vidal, quiere usar estos recursos para adquirir marcas y fortalecer su presencia internacional. El tequila sigue siendo el producto más importante de la empresa, pero representa ya sólo 58 por ciento de sus ventas. Cuervo es dueño de la Old Bushmills Distillery de Irlanda del Norte, la destilería más antigua del mundo, y tiene una planta de vodka en San Francisco. Sus tequilas van de Cuervo Especial, de gran éxito en Estados Unidos, hasta líneas de lujo como Maestro Tequilero y Reserva de la Familia. La empresa vende 80 por ciento de sus productos en el extranjero, pero 60 por ciento de su producción está en México con costos en pesos. 

No es fácil participar en el negocio legal de las bebidas alcohólicas en nuestro país. El gobierno impone un punitivo gravamen de 53 por ciento al tequila y a otras bebidas alcohólicas, al cual se le piramida (se cobra impuesto sobre impuesto) un IVA de 16 por ciento por lo que la carga fiscal se eleva a un extraordinario 77.48 por ciento. Por eso un tequila es más barato en Texas que en Jalisco. 

La excesiva carga fiscal ha provocado que el 42 por ciento de los destilados en México se vendan en el mercado informal de contrabando y bebidas adulteradas. El gobierno ganaría más dinero, dejaría de castigar injustamente a la industria formal y no pondría en peligro la salud de los consumidores si cobrara un impuesto razonable. Pero nuestros políticos no se interesan en la razón. 

A pesar de los gobiernos, Cuervo ha sabido sobrevivir y prosperar en México. José Antonio de Cuervo y Valdés adquirió las primeras tierras en Tequila en 1758, José Prudencio de Cuervo empezó la producción poco después y José María Guadalupe de Cuervo obtuvo en 1795 la primera real cédula para vender el "vino mezcal" fuera de Tequila. La empresa es hoy líder mundial en tequila, con 29.7 por ciento del mercado global, en un momento en que el producto está creciendo vigorosamente (por ejemplo, 5.3 por ciento anual en Estados Unidos). 

Cuervo genera casi 6 mil empleos directos, 90 por ciento en México. El 58 por ciento labora en el campo y el 8 por ciento es personal sindicalizado de las plantas de producción. 

La apuesta de Cuervo es arriesgada. Siempre es más fácil vender a una multinacional que construir una red global de distribución competitiva. El éxito de la oferta inicial revela que hay apetito para invertir en una buena empresa mexicana. Si sólo el gobierno dejara de ponerle piedras en el camino, el crecimiento y la creación de empleos formales serían significativamente mayores. 

IRREGULARIDADES

Una vez más la Auditoría Superior de la Federación ha ofrecido una larga lista de irregularidades en el gasto público de 2015. Esperemos que el nuevo Sistema Nacional Anticorrupción con su fiscal eviten que estas irregularidades se sigan quedando sin sanciones. 
Editoriales pasadas