Aguascalientes, México, Jueves 22 de Junio de 2017
Seguir a hidrocalidod en Twitter   RSS  
           
 

XXV aniversario del Centro de Animación Cultural Jesús Terán Peredo

En el marco de la celebración por su cuarto de siglo habrá varias presentaciones artísticas. (hidrocalidodigital)
15/04/2017
El 25 de abril, el Centro de Animación Cultural Jesús Terán Peredo, mejor conocido como Casa Terán, cumplirá su primer cuarto de siglo, por lo que se ha preparado una serie de eventos para celebrarlo.    
Ubicada en la calle Rivero y Gutiérrez 110, Zona Centro, lo que anteriormente era la calle de San Diego, en cuya fachada se abren cuatro ventanas verticales y un portón central, es una de las fincas más antiguas de Aguascalientes.
Es importante mencionar que la finca es un Monumento Nacional, se abrió por primera vez un 25 de abril, fecha de nacimiento de Jesús Terán Peredo, y es una casa de las pocas que está fechada y firmada; su arquitectura, de estilo entre barroco y neoclásico, data de 1795.
Fue edificada por orden del delegado de la Villa, don Felipe Pérez de Terán. Los responsables de realizar la obra fueron el alarife Gregorio Reyes y el cantero Rodrigo Rodríguez, ambos discípulos del arquitecto Felipe de Ureña. Este edificio es un claro ejemplo de una construcción doméstica del siglo XVIII, aunque actualmente es la tercera parte de lo que era.
Posee una influencia italiana, como lo muestran sus muros y plafones, únicos en la arquitectura local. Sus columnas se levantan en estípite y los arcos en herradura. Los corredores están enlosados con ladrillo de barro donde se ponían pinturas y barnices diferentes que tuvieron en su tiempo un rojo brillante. Contaba con una gran planta baja y dos accesos en la planta alta a la que se accedía por una escalera de caracol que se encontraba en el segundo patio.
Inicialmente estaba compuesta de zaguán, trece piezas en la planta baja, cuatro en los altos, tres patios, corral, caballeriza, pajar, cochera, otro cuarto y un excusado.
Hay que mencionar que después de morir Jesús Terán, su sobrina Paz Arteaga Terán de Pani pasó a ser la legítima dueña de esta casa en 1883. En 1891, doña Refugio Díaz y Portillo, albacea de don Jesús Terán Peredo, vendió la propiedad a don Enrique Flores, a quien se le atribuye la construcción de la primera planta, la proporción de los espacios y de la obra en general. De esa época son la escalera, el entrepiso y el primer piso.
Al morir el señor Flores heredaron la finca sus hijos. Hacia 1939 celebraron contrato de compra venta el señor Ambrosio Aguilar, quien vendió la casa a la señorita Rafaela Aguilar de Alba. Posteriormente cedida, en 1975, por su custodia, a María Guadalupe Alonso Aguilar.     
El 15 de julio de 1986, la casa de uso doméstico fue declarada Monumento Histórico mediante decreto publicado en el Diario Oficial de la Federación. En 1991, durante la administración del Ing. Miguel Ángel Barberena Vega, con motivo del año de don Jesús Terán, el Gobierno del Estado expropió la finca que se encontraba en litigio testamentario, la restauró y la entregó al Instituto Cultural de Aguascalientes. Fue inaugurada el 25 de abril de 1992 como Centro de Animación Cultural Jesús Terán Peredo.
Las tipologías distributiva y constructiva del edificio se inscriben en el modelo tradicional del patio central. De acuerdo con la alcurnia de sus propietarios, la construcción se encontraba ricamente decorada, con marcos, cerramientos y arcadas de cantera, que fueron labradas por Rodrigo Rodríguez y que son semejantes a los de la Casa del Minero, en Asientos. La herrería es notable por sus remates. Los pisos cubiertos por una capa de mosaico eran de loseta de barro, y han sido restituidos en sus niveles originales.
Las proporciones de las puertas y de las ventanas, así como el orden de las columnas de los pórticos, en el primero y en el segundo patios, corresponden más a las prescripciones de Vignola que a la barroca inteligencia de los alarifes locales. Las únicas referencias barrocas consisten en las pilastras de media caña con guardamalletas en la puerta principal y el intradós tableado del arco del zaguán.
Hay que resaltar que también un 25 de abril pero del año 2014 hubo una reapertura de Casa Terán, después de meses de reconstrucción, restauración y rehabilitación, debido a una explosión que tuvo lugar el 26 de julio de 2012 por acumulación de gas.
La obra estuvo a cargo del arquitecto José Luis García Rubalcava, quien en su momento dijo que dicha explosión destruyó casi el 40% de la casa, y tuvo alteraciones en los techos, la carpintería, la pintura, las puertas se abrieron y unas se cerraron con el vacío, se perdió prácticamente todo el centro de la casa; la parte que da a la calle fue la más afectada y la menos, la parte posterior.
García Rubalcava trabajó en base a la aprobación que tenía 22 años atrás, cuando se abrió por primera vez como Centro Cultural, le tocó hacer la reconstrucción inicial, encontrando decoraciones en sus cielos rasos, guardapolvos, frisos y demás. Él tenía en sus archivos guardadas todas esas fotografías y los planos que se hicieron en la Secretaría de Infraestructura y Comunicaciones en ese proyecto de restauración, lo que permitió que fuera más fácil la reconstrucción con las evidencias que encontró en los escombros y también en base a los diseños, los colores, tonos y plantillas. Con la pedacería de cantera rearmó los marcos de puertas y ventanas.
Algunos de sus marcos de madera son antiguos y otros más contemporáneos que se rehicieron por haber tenido pérdida total, pero quedaron igual gracias a las evidencias que se tenían. Lo mismo pasó con la herrería de forja; tuvieron que conseguir gente especializada para que realizara ese trabajo tal cual.
Actualmente la Casa Terán alberga diferentes espacios vinculados con la vida cultural: librería, galería, tienda de artesanías, videoteca, cafetería, además de las oficinas.
 
Araceli Patricia Cervantes Medina
hidrocalidodigital